¿Qué cubre?

Estamos ante un seguro de responsabilidad civil profesional, un seguro de RESPONSABILIDAD CIVIL DEL ADMINISTRADOR CONCURSAL, es decir, cubrirá los daños y perjuicios económicos causados al deudor, a la masa activa del concursoy/o cualquier acreedor.Todo esto lógicamente en el ejercicio de  las funciones propias del admnistrador concursal, por actuaciones u omisiones derivadas de las competencias y responsabilidades inherentes al propio cargo, es decir, por las actuaciones en las que no ha mediado la debida diligencia.

¿A quién cubre?

Aquí se incluye a las personas naturales, administradores concursales y auxiliares delegados profesionales, como los que no lo son necesariamente, como es el caso del administrador concursal acreedor, con la excepción de que el nombramiento haya recaído sobre una Administración pública o una entidad de derecho público vinculada o dependiente de ella, siempre que el representante persona natural de la misma, para ejercer el cargo, tenga la condición de empleado público, ampliando la posibilidad a funcionarios de carrera y los que no lo son.